Laura San Juan, Psicóloga clínica en Gijón y Oviedo


  Contacto : 984 291 379 / 627 422 636 / citaprevia@laurasanjuan.es

lápices de colores

Cómo rodearse de colores

Este artículo va dedicado a una persona muy especial, cuando me leas sabrás que me refiero a ti, pero no me gustaría que esto quedara en algo entre tú y yo, preferiría soñar con que con estas palabras alguna otra persona que está ahí, oculta detrás del anonimato del mundo virtual, comienza a plantearse un inicio de cambio en su vida, un inicio de cambio que pueda llegar a conseguir en el futuro un gran cambio, un pasito más en la búsqueda de eso que llamamos felicidad y que no es otra cosa, más que haber alcanzado una plena salud emocional.

Te has parado a pensar en cómo pueden influir en nuestro estado de ánimo las personas que nos rodean?

Para darle base científica a esta idea, te contaré que investigadores de la Universidad de California y San Diego, han utilizado una de las investigaciones más famosas de la historia de la medicina, el estudio Framingham. Desde 1948, 5209 ciudadanos de la ciudad estadounidense del mismo nombre y sus descendientes, se han sometido periódicamente a estudios y análisis para conocer su estado de salud. Sus resultados se han publicado en la revista British Medical Journal en enero del 2009. Los autores de dicho estudio, Nicholas A. Christakis y James Fowler han concluido tras los análisis correspondientes que una persona tiene un 15% más de probabilidad de sentirse alegre si está conectada con otra que se muestra feliz.

Esto nos hace plantearnos, que al final sí es cierto que nosotros podemos ser los responsables de nuestra felicidad si sabemos rodearnos de aquellas personas que nos la transmiten y evitamos aquellas otras que nos aportan negatividad a nuestras vidas.

Y ¿cómo puedo yo rodearme de personas positivas? te preguntarás. Sólo tienes que abrir los ojos, observar, escuchar y sobre todo sentir.

Busca a tu lado a las personas que te sacan cada día una sonrisa, a las personas que ante las adversidades en lugar de refugiarse contigo en el lamento, te ayudan a buscar la solución más conveniente, porque si bien es cierto que no puedes escoger las cosas que te ocurren, sí puedes escoger con quien quieres vivirlas y con quién quieres superarlas, a aquellas personas que son capaces de hacerte ver la parte positiva de cuanto te rodea. Y si algún día te equivocas, y como en tu caso tropiezas con alguien disfrazado de persona positiva, que en un principio parece aportarte lo que necesitas pero que con el tiempo pierde la careta del disfraz y comienza a herirte, no temas en alejarte, porque recuerda que tú decides de quien te rodeas, y rodearte de amigos positivos no sólo te hace feliz a ti, sino que te permite hacer feliz a los demás.

Espero haber sabido transmitirte mi mensaje, que en realidad se resume en algo muy sencillo: busca amigos cuyo interior sea de colores para conseguir disfrutar a diario del arcoíris.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *