Laura San Juan, Psicóloga clínica en Gijón y Oviedo


  Contacto : 984 291 379 / 627 422 636 / citaprevia@laurasanjuan.es

Todos los artículos por LSJ

falta sexo (1)

¿Sexo?… no tengo ganas ni tiempo!!!

7:30 a.m. Suena el despertador

7:35 a.m. Vuelve a sonar…

7:40 a.m. …nuevo intento… que sí que ya voooy!

A partir de ahí comienza nuestro ritmo maratoniano para superar el día: despertar a los niños… prepararles la ropa… entrar en la ducha… salir mojando el suelo del pasillo con la cabeza todavía llena de jabón para volver a despertar a los niños… terminar de aclararse… espabilar a los niños para que se arreglen… preparar el desayuno… volver a espabilar a los niños… vestirse… revisar los papeles que tengo que llevar al trabajo… volver a espabilar a los niños… tomar el café de pie mientras corro por la casa… VOLVER A ESPABILAR A LOS NIÑOS!!!… meterles en el coche y llevarles al cole… oírles hablando a gritos en el asiento de atrás (para qué les habré espabilado tanto)… trabajo, cliente exigente… más trabajo… compañero competitivo… trabajo… jefe… trabajo, trabajo y trabajo…

Volver a casa… comer corriendo… deberes de los niños… llevarles a futbol, ballet, robótica o inglés… ducha… cena… 15 ó 30 veces de «que te vayas para la cama» y por fin……………….. ¿Cómo??? parece que ese ser humano que también habita en mi casa, al que recuerdo vagamente haber visto unos segundos por la mañana entre un «espabilar a los niños» y el «preparar el desayuno» se está acercando peligrosamente… Mi cabeza y mi cuerpo están de acuerdo por unanimidad: zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz.

Leer más
niño asombrado

Horror hoy es el día más triste del año!!!… pues no me da la gana

Me imagino que como yo muchos de vosotros os habréis levantado escuchando en los telediarios la preocupante noticia de que un investigador británico estableció a través de una fórmula matemática, el tercer lunes de enero como el día más triste del año. Es decir, hoy, 18 de enero, es lo que ya se conoce como el «Blue Monday». El psicólogo y experto en motivación Cliff Arnal, de la Universidad de Cardiff, llegó a esta conclusión tras estudiar las variables del clima, su escasa liquidez para pagar algunas deudas y su decepción por haber incumplido los propósitos del nuevo año.

No, no es que mi colega el Sr. Arnal esté mál de la cabeza, teoría de momento sin contrastar que corre sobre todos los psicólogos entre los cuales me incluyo, sino que como él mismo reconoció más tarde, este estudio seudocientífico se trataba de un reclamo publicitario encargado por una agencia de viajes para recomendar sus maravillosos productos como mejor terapia para tan fatídico día.

El problema real no viene por esta estrategia publicitaria, sino porque hoy, diez años después de que se llevara a cabo, en los telediarios hablan de este 18 de enero como si realmente no nos quedara más remedio que asimilar tan funesto día y la infelicidad que nos va a acompañar durante estas 24 horas y por supuesto sin hacer mención alguna a la ya dicha estrategia publicitaria.

De todos es sabido el poder de la sugestión en determinadas personas, aún más si están pasando por alguna mala etapa en su vida o están padeciendo algún problema de tipo psicológico. El hecho es que esta mañana he tenido que presenciar en mi consulta como varias personas referían encontrarse peor anímicamente que ayer o que hace una semana, aludiendo a lo inevitable de la situación ya que hoy era el blue monday (ya sabeis que además el decirlo en inglés realza aún más su veracidad).

Realmente nuestro estado de ánimo depende mayoritariamente de cómo nos hablamos a nosotros mismos, de las autoinstrucciones que nos damos, de cómo interpretamos las cosas que nos ocurren. De nosotros depende exclusivamente que algo sea simplemente desagradable o insoportablemente horroroso. Si nosotros estamos convencidos de que hoy va a ser el peor día de nuestro año, tenderemos a utilizar una atención selectiva hacia las cosas que nos ocurran que no sean de nuestro agrado engrandeciéndolas en importancia y obviando las otras muchas positivas que pasaran por nuestro lado como si fueran invisibles, como si no existieran. Realmente estaremos creando nuestro blue monday y lo peor de todo, estaremos sentando precedente para los años venideros.

Por eso mis pacientes y yo hemos decido que no nos da la gana, que por mucho que digan en la televisión, a nosotros nos apetece disfrutar de el día de hoy y centrarnos principalmente en las cosas agradables que nos vayan ocurriendo. Te invitamos a unirte a nuestro Pink, Yellow o multicolor Monday. Tú decides.

Leer más
hipocondría

Soy hipocondriaco y usuario de google… mala combinación

Diagnosticar a un hipocondríaco es relativamente fácil. Si en la entrevista clínica inicial la persona habla acerca de varios años padeciendo síntomas que ha asociado ineludiblemente con variadas enfermedades casi siempre de tipo terminal y la consiguiente angustia asociada al autodiagnóstico, mi siguiente pregunta siempre es: ¿y cuántas veces te has muerto?. Si su respuesta es una sonrisa y la palabra «ninguna» o simplemente con que me conteste o se mueva, el diagnóstico lo tengo claro: hipocondriasis.

Leer más
mafalda adolescentes

S.O.S, quién es ese niño de 13 años que vive en mi casa!!!

Recientemente, he recibido un mensaje privado en mi cuenta de facebook que decía lo siguiente: «Laura!!! S.O.S. ¿puedes escribir algo sobre quién es ese niño de 13 años que vive en mi casa?». Ante lo alarmante de la situación prometí que mi próxima entrada en el blog iría dedicada a esta madre angustiada y es por eso que me encuentro ahora ante la terrible situación de tener que decirle a esta mamá la fatídica noticia de que ese niño de 13 años que vive en su casa… ES UN ADOLESCENTE!!!!!!!!!!!!. Que no cunda el pánico, nada de exorcistas, dientes de ajo ni estacas de madera en el corazón, de momento intentaremos buscar otras soluciones, al fin y al cabo siempre podemos recurrir de nuevo a éstas si las otras no nos funcionan.

Leer más
te invito a ser feliz

Hoy has vuelto a verme…

Hoy has vuelto a verme. Como siempre al abrir la puerta observo tu rostro con la intención de vislumbrar rápidamente como ha ido tu semana. Creo que ésta ha sido de las malas. Espero a que te sientes con la esperanza de que esta vez me haya equivocado y que me cuentes aquel momento que has disfrutado, aquel en que te has reído o simplemente aquel en que te has sentido relajada olvidando por unos segundos tu enfermedad.

Leer más
FullSizeRender (1)

Cómo conseguir ser el perfecto infeliz: consejo número 4

Si has ido siguiendo los pasos que te he dado, a estas alturas ya se puede decir que eres un auténtico profesional de la infelicidad, pero como tal, y a sabiendas de lo importante que es para ti, como buen infeliz, exigirte siempre más y más, voy a darte un último consejo, aunque estoy plenamente convencida de que seguramente le sacarás alguna pega, te parecerá insuficiente y te enfadará el que no haya sido capaz de expresarlo exactamente tal y como a ti te hubiera gustado. Si es así, ¡perfecto!, es un claro indicador de que te mereces la etiqueta que tú mismo te habrás puesto de «perfecto infeliz».

Ahí va: COLOCA TU FELICIDAD EN EL FUTURO, procura estar continuamente esperando, esperando a que llegue el viernes, esperando a que lleguen las vacaciones, esperando a que te toque el euromillón, esperando a sentirte preparado para iniciar ese proyecto que siempre tuviste en mente, esperando a ver si algún día te decides a probar a hacer aquello que tanto te atrae, esperando, esperando y esperando… No des importancia al día presente porque tu principal objetivo es que pase lo antes posible para llegar a esas metas que tienes marcadas en el futuro, y mañana haz lo mismo con el día de mañana y pasado con el de pasado, total… lo que te sobran son días ¿no?, y a poder ser, procura que cuando llegue el ansiado momento, no lo disfrutes como esperabas porque te hayas marcado ya un nuevo objetivo para dentro de un mes o de un año, un nuevo objetivo que te sea aún más atractivo precisamente por eso, porque se encuentra ahí a lo lejos, en el futuro, en ese espacio de tiempo que a medida que das un paso hacia él, se vuelve a alejar, como estrategia para que siempre estés anhelando llegar a él.

Leer más
Calimero

Cómo conseguir ser el perfecto infeliz: consejo número 3

¿Preparado para ir entrando en el nivel de avanzados en la infelicidad?, pues ahí va el tercer objetivo: QUÉJATE DE TODO Y A TODAS HORAS, utiliza sin dudar la distorsión cognitiva del filtro mental, que consiste en fijarse exclusivamente en lo negativo de una situación e incluso engrandecerlo, así conseguirás generar un sentimiento de frustración continuo fundamental para alcanzar nuestro objetivo. Fíjate en cuántas veces a lo largo del día sale de tu boca una queja o algún comentario negativo a cerca de algo y si compruebas que es en menos de dos ocasiones, mantente alerta para solucionarlo. No caigas en la tentación de intentar ver qué parte tiene de positivo la situación, con pensamientos del tipo «hoy no podemos hacer la excursión planeada porque llueve, pero esto me permitirá disfrutar de una buena película en mi casa con mi pareja». Quéjate, quéjate y quéjate, por el tráfico que hay hoy, por la vecina que está pasando la aspiradora, porque el jefe  me ha vuelto a pedir que revise el dichoso informe, por cómo ha subido el recibo de la luz, por la turra que me está dando la psicóloga Laura San Juan con sus consejos… QUE  JA  TE. Sufrimiento emocional asegurado!!!.

Leer más
IMG_1169

Cómo conseguir ser el perfecto infeliz: consejo número 2

Espero que  hayáis seguido a rajatabla el consejo que os he dado la semana pasada para ir avanzando en nuestro camino hacia la infelicidad. Esta semana os planteo un nuevo reto que creo que va a ser fácil  y que nos ayudará a conseguir un estado emocional de insatisfacción permanente y malestar, todo ello aderezado con unas pinceladas de ansiedad, lo que logrará que nuestra infelicidad  vaya alcanzando estatus.

VIVE CONSTANTEMENTE EN TU PASADO, en lo que eras pero ya no eres, en lo que tenias pero ya no tienes, en lo que podrías haber hecho… recréate en ello y sobre todo no olvides culpabilizarte de lo que has hecho mal y dar vueltas constantemente en tu cabeza acerca de cómo lo deberías de haber hecho.

Adelante con tu nuevo objetivo. La semana que viene nos lanzaremos a por el tercero!!!.

Leer más
odia lo que tienes

Cómo conseguir ser el perfecto infeliz: consejo número 1

La verdad es que nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos. Nuestros pensamientos son causa importante de cómo nos sentimos y por una extraña razón, en ocasiones tendemos a interpretar de forma negativa todo lo que nos ocurre. Nos empeñamos en ver el vaso siempre medio vacío y eso provoca que nos encontremos siempre con sed. Pero ya está bien de medias tintas, de hacerlo hay que hacerlo bien. Si hemos decidido ser unos infelices vamos a ser los mejores infelices que haya!!!.

Leer más